Trampa de Ratón



Un bello día, un ratón, antiguo habitante de una granja y amigo de todos los animales, vió al granjero y a su esposa abriendo un paquete.

Lleno de curiosidad, se acercó, intentando descubrir el apetitoso manjar que le esperaba, pero al verlo se asustó cuando vio lo que era: Una Ratonera.

 Presa del pánico, fue a avisar a sus amigos. Fue corriendo al patio para advertirles a todos:

-¡Hay una ratonera en casa! ¡Hay una ratonera!

La gallina, que estaba cacareando y escarbando por allí, le dijo:

-Disculpe señor ratón, yo entiendo que es un gran problema para usted, pero a mí no me perjudica en nada.

Entonces el ratón corrió hasta el cordero con el mismo mensaje, y este respondió:

-Disculpe señor ratón, pero no creo poder hacer algo más que pedir por usted en mis oraciones.

Finalmente, llegó con su mensaje a la vaca, y ella le dijo:

-Pero ¿Acaso estoy en peligro? ¡Pienso que no!

El ratón, preocupado y abatido, volvió a la casa para encarar a la ratonera del granjero.

Aquella noche, se oyó un gran barullo; como el de la trampa, atrapando su víctima.

La mujer corrió a ver que había agarrado; en la oscuridad, ella no vio que la ratonera tomó la cola de una serpiente venenosa.

La veloz serpiente mordió a la mujer, y el granjero la llevó inmediatamente al hospital; ella volvió a su casa con mucha fiebre.

El granjero, para reconfortarla, le preparó una nutritiva sopa; agarró el cuchillo y fue a buscar el ingrediente principal: La Gallina.

Como la mujer no mejoraba, los amigos y vecinos llegaron a visitarles; el granjero mató al cordero para alimentarlos.

Finalmente la mujer murió; y el esposo vendió la vaca al matadero, para cubrir los gastos del funeral.

 Moraleja: El problema de uno es el problema de todos

Películas para toda la familia
 
Estas películas son ideales para toda
ocasión, especialmente para aquellos
domingos que regresamos de la
Iglesia y no sabemos que hacer en el
resto de la tarde. Son magníficos
regalos para aquellas personas que
no conocen del Evangelio, para
amigos y familiares...
Publicidad
 
Escritura de la semana
 
¿Quien soy yo? Dice el Señor
para prometer y no cumplir.

D y C 58:30
Frase de hoy
 
Lo único que necesita el mal para
triunfar es que los hombres buenos
no hagan nada.

Edmund Burke
Mi Testimonio
 
Yo sé que Jesucristo vive, sé que
José Smtih fue un profeta de Dios,
sé que Thomas S. Monson es su
profeta hoy en día y que la Iglesia
es verdadera, sé que si seguimos
los consejos de los líderes, seremos
bendecidos grandemente...
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=